Unanimidad en la crítica sobre el gran triunfo de Saioa Hernández en el “Attila” de La Scala

2019-01-11
Unanimidad en la crítica sobre el gran triunfo de Saioa Hernández en el “Attila” de La Scala

El pasado 7 de diciembre Saioa Hernández inauguró la nueva temporada de La Scala de Milán con la ópera “Attila”, de Verdi. Se ha convertido así en la primera soprano española de la historia en protagonizar esta gran cita operística. Durante todo el periodo de funciones, la soprano madrileña ha sido elogiada por su trabajo en el papel de Odabella, en el que también debutaba. Aquí podemos leer algunas de las críticas recogidas en medios especializados:

“Mientras que el Attila de Abdrazakov llega a La Scala consagrado, tras un largo camino, Saioa Hernández entra envuelta en una nube de expectación, presentándose ante un público que anhela ver cumplidas las excelentes premisas de los ensayos de este repertorio perteneciente a la Giovane Scuola italiana de finales del siglo XIX. La envergadura del instrumento no era ninguna sorpresa. Aun así, queda confirmada en el Piermarini, con total satisfacción del público, gracias a unos nervios de acero y a una solidísima musicalidad, tanto en el canto di sbalzo y en las variaciones de la sortita, como en la accidentada delicadeza de la romanza, que es donde reside la fuerza del intérprete. En el fatídico instante en que por fin Odabella lleva a cabo su venganza y, tras evocar “la gigante sombra” de su padre, hiere a Attila (momento ambiguo de júbilo y liberación en el que resuenan las últimas palabras que Cesare le dirige a Bruto, al que Dante compara con Judas), el timbre vocal se oscurece: no es solo que la voz jamás suena falsa o artificial, sino que además la artista inventa un color y un acento para el momento exacto en el que la mujer guerrera renueva, por fin, “di Giuditta l’istoria” y se erige al mismo tiempo en justiciera divina. El 7 de diciembre se consagra una gran artista en un repertorio que la necesitaba desesperadamente.” Roberta Pedrotti (L’Ape musicale)

“Pero este estreno se recordará mejor por el debut en este teatro de Saioa Hernández: rara vez se produce una conexión instantánea como esta entre soprano y público. Hernández puede que no posea el timbre con la dulzura más natural, pero su Odabella estaba dotada de una autoridad majestuosa y de un heroico espíritu luchador. Su aria de entrada fue un torrente de emoción que dibujó una sonrisa en cada una de las caras y, a partir de ahí, todo fue aún mejor. Tiene una energía excepcional: en el gran coro que cierra el Acto 2, con la orquesta y el coro dándolo todo, las voces de Hernández y Sartori podían oírse brillando por encima de todo.” David Karlin (Bachtrack)

“Ante el reto de un doble debut, Teatro La Scala e inauguración de temporada, y en un rol para panteras del canto, la Odabella de Saioa Hernández resulta una agradable sorpresa. Sus dos Arias fluyen radiantes, seguras y con color pleno en todo su registro vocal, incluidas las bajadas de la laringe.” Carla Moreni (Il Sole 24 Ore)

“La determinación de Odabella se encomienda a la voz plena y fascinante de Saioa Hernández (la soprano española debutaba, a la vez, en el rol y en el palco de La Scala): temperamento y musicalidad perfectos para el personaje clave de la ópera.” (Pierachille Dolfini)

“Saioa Hernández debuta en La Scala interpretando por vez primera a la “guerrera” Odabella. La soprano española sale victoriosa gracias a una bella voz bien timbrada en todos los registros: segura en el agudo, sonora en el grave y precisa en las agilidades. Sin duda alguna, un debut doble podía intimidar. Sin embargo, Hernández acepta el reto y logra transmitir de forma admirable, incluso a nivel interpretativo, el dolor interior y el espíritu combativo.” Davie Marchetti (The.blogartpost)

“Te convertirás en la cantante del siglo y en España no se darán ni cuenta”. Ante el inminente cumplimiento de la profecía de Su Majestad, Montserrat Caballé, confiemos  en que los principales teatros españoles la contraten pronto y se desmienta así el presentimiento. Nos referimos obviamente a Saioa Hernández, la primera soprano española que, desde tiempos inmemoriales, ha tenido la suerte de inaugurar la temporada de La Scala. Resulta increíble que este récord no lo ostente Montserrat Caballé, quien se hallaba en La Scala como en su casa. Al igual que ella, las cualidades vocales y artísticas de esta soprano son indiscutibles. Yo la conocí personalmente en 2010 en Tenerife, durante un concierto de ópera para conmemorar el 150 aniversario de la unidad de Italia. En aquel entonces, Giancarlo del Monaco, que era su mentor, quiso lanzar a dos jóvenes talentos que había descubierto: el tenor tinerfeño Jorge De León y, precisamente, Hernández. Tras abrirse camino sobre todo en teatros del norte y gracias a la perspicacia e intuición de una gran mujer de teatro, Cristina Ferrari, la soprano nos sorprendió primero con una estupenda La Wally y posteriormente, hace más o menos un año, de vuelta al Teatro Municipal de Piacenza, con una estrepitosa Gioconda que después llevó por los teatros del circuito Emiliano. Afortunadamente, el espectáculo está filmado y documentado por la RAI TV Canale 5. Y ahora, el éxito en La Scala donde, superada la tensión y los escalofríos del estreno, en su segunda actuación del 11 de diciembre ya para abonados, repite el triunfo, esta vez más sólido y duradero. El público la despide con 19 minutos de ovación cronometrados entre aplausos y gritos de entusiasmo. El rol de Odabella, afrontado en su debut con garra, carácter y extremada precisión musical, está destinado a mejorar sin duda en todas y cada una de sus siguientes representaciones. Sin embargo, a pesar de que sus excepcionales cualidades hayan quedado patentes, ella misma ha declarado que más adelante lo dejará: sabemos que Verdi nunca fue particularmente amable con las sopranos, sobre todo durante sus “anni di galera”-prefería con creces a los barítonos-, y Odabella, junto a Lucrezia Contarini de Los dos Foscari, quizás sea uno de los roles más arriesgados debido a la aspereza musical de un canto de fuerza que roza el paroxismo y a que exige que se alternen, al mismo tiempo, agilidad, blandura y suavidad. Desde su entrada impetuosa y su apertura de un segundo acto soñador, hasta el espléndido terceto ampliado en el cuarteto final, toda la actuación de Hernández ha resultado memorable.” Andrea Merli (i Teatri dell’Est…e non solo)

“El papel de Odabella fue interpretado por la soprano Saioa Hernández, quien hábilmente dominó la exigente partitura, ofreciendo un volumen de sonido preciso con unos agudos sonoros, y mostró también una actitud de carácter adecuado para afrontar sus arias.” Silvia Luraghi (Operacritic)

“Como comenta nuestro colaborador en Milán, Andrea Merli, en su crítica sobre el Attila que inauguró la temporada, la soprano madrileña Saioa Hernández obtuvo nada menos que 19 minutos de aplausos y ovaciones entusiastas tras su Odabella en la función ofrecida el 11 de diciembre”. (…) “Saioa afrontó el papel de Orabella con grinta, temperamento y extrema precisión musical, tratándose de una parte que exige un tratamiento que pueda compatibilizar los momentos de fuerza, la agilidad y la suavidad de los pasajes líricos. Hernández, tras la impetuosa entrada de su primera intervención, lució especialmente en el espléndido terceto y en el cuarteto final, acreditando una prestación en verdad memorable”. (Opera Actual)