Sensacional triunfo de la soprano Mariola Cantarero y del barítono Damían del Castillo en Oviedo con “Fuenteovejuna”

2018-09-19
Sensacional triunfo de la soprano Mariola Cantarero y del barítono Damían del Castillo en Oviedo con “Fuenteovejuna”

Para los actos conmemorativos del 400 aniversario de la publicación de Fuenteovejuna, la Ópera de Oviedo estrenó una ópera homónima de la pieza teatral. Se ofrecieron cuatro funciones, los días 9, 11, 13 y 15 de septiembre, con un doble reparto de cantantes españoles entre los que estuvieron, en el primero de ellos, la soprano Mariola Cantarero, en el rol protagonista como Laurencia, y el barítono Damián del Castillo como el Comendador Fernán Gómez de Guzmán. La actuación de ambos cantantes ha sido reconocida por la crítica con grandes palabras de elogio, como las siguientes:

- “Mariola Cantarero canta e interpreta una Laurencia que va ganando en carácter y profundidad dramática según avanza la escena. La soprano granadina resuelve muy bien las exigencias vocales y crea un rol que estoy convencido puede ser un punto de inflexión en su carrera al exhibir una veta dramática que refuerza su capacidad artística”. “Impecable el villano Comendador de Damián del Castillo, todo un lujo para el rol, vocal y escénicamente, imprimiendo una rotundidad al papel que dio en la diana hasta dotarlo del punto adecuado de equilibrio que precisa para no caer en lo forzado o caricaturesco”. Cosme Marina (La Nueva España)

- “En el reparto hay que destacar las sensacionales prestaciones de Mariola Cantarero, ejemplar Laurencia, y Damián del Castillo, impecable villano”. Cosme Marina (ABC)

- “Fuenteovejuna no da apenas tregua a un elenco de cantantes bien escogido, para interpretar personajes que arrebatan, y se mantienen en una vocalidad exigente. Es el caso de Laurencia, que encarnó Mariola Cantarero en el estreno, el domingo, de un título que tendrá doble reparto para abrir temporada. La soprano mantuvo una presencia imponente sobre el escenario, en la evolución de su personaje, con gran fuerza vocal y dramática”. “…se trata de figuras bien conocidas en el teatro ovetense, al igual que Damián del Castillo, que interpretó a un Fernán Gómez muy estable vocalmente y verosímil en su actuación, en una mezcla entre el Conde Duque de Olivares y oficial del ejército español”. Diana Díaz (El País)

- “En el plano escénico, la soprano Mariola Cantarero fue un gran descubrimiento, y resultó muy creíble su interpretación del papel de Laurencia. Un personaje muy exigente tanto en el ámbito musical, por los cambios de registro, como escénico, por el dramatismo que entraña y su dilatada presencia en la acción”. “Damián del Castillo fue un Comendador con una gran presencia escénica, muy uniforme en el plano vocal”. Andrea García (La Nueva España)

- “El elenco se revela como esencial, con un altísimo nivel de compromiso con la obra, tanto musical como dramático. Mariola Cantarero es una Laurencia inconmensurable, asumiendo un reto dificilísimo por el alto nivel de exigencia durante toda la representación”. “Damián del Castillo encarna a un intimidante comendador”. Alejandro G. Villalibre (Operaworld)

- “De todos ellos sorprendió Mariola Cantatero, a quien vemos con la parte de Laurencia desplegar grandes dosis de madurez, tanto escénica como vocal, haciendo frente sin amilanarse lo más mínimo a un papel con tanta fuerza como este”. “Encarnando al malo de la obra, Fernán Goméz, Damián del Castillo se demostró quizás un punto más siniestro que su compañero de reparto, Javier Franco, llegando a infundir cierto miedo en algunos momentos. Aunque lo cierto es que, cada uno siguiendo su estilo personal, ambos cantantes ofrecieron un Comendador de interés en lo vocal y de odiosa apariencia en lo escénico”. Iván Martínez (PlateaMagazine)

- “Mariola Cantarero, una soprano lírica en evolución hacia papeles más dramáticos, modela con poesía, fuerza y calor su personaje de Laurencia. La soprano granadina dejó un buen recuerdo en el Campoamor en zarzuelas como 'Luisa Fernanda' o en 'Lucia de Lammermoor'. Fue muy aplaudida ya desde su aria de salida, pero lo más sorprendente de su actuación es que va cogiendo fuerza y gravedad dramática a medida que la ópera transcurre”. Damián del Castillo tampoco es nuevo en el Campoamor. Le recordamos en el papel de Rigoletto, en la función de 'Viernes Ópera', hace un año. El barítono interpretó a Fernán Gómez, el malvado Comendador. Su recreación de este papel fue de gran carácter: es el prototipo del malvado”. Ramón Avello (El Comercio)